Como se entrenaba en los años 30-70

El culturismo en la década de 1930 y principios de 1960 era mucho más simple. El monohidrato de creatina estaba a décadas de distancia, las proteínas en polvo estaban en su infancia y el press militar seguía siendo un movimiento olímpico. Fue también una época en que no se abusaba tanto de los esteroides anabólicos.

El hecho de que el consumo de drogas no estaba muy extendido entre la comunidad no sólo ayudó a mantener a los atletas saludables, sino que también ayudó a mantener «el físico ideal» algo alcanzable para casi cualquier persona.

Como se entrenaba en los años 30-70

Esto significaba que mucha gente podía emular las rutinas de los culturistas famosos como Reg Park, Leroy Colbert, Arnold Swachennegger, John Grimek, Clarence Ross, Marvin Eider, o John Davis y experimentar un cierto grado de éxito.

Los viejos tiempos

A pesar de una expectativa de vida más corta que la actual, la gente en los años 30-70 parecía muchísima más saludable en general que la de hoy en día.

En ese entonces la gente era más activa, caminaban más en el día a día (no sólo en una cinta), y sus hijos crecieron jugando deportes al aire libre (no en una Xbox), lo que hizo a unos adolescentes y adultos saludables en todo aspecto.

También hizo que las ratas de gimnasio tuviesen un mejor entendimiento de los ejercicios. Solo hay que echar un vistazo a un ejercicio: el press de hombro detrás del cuello. Hace cincuenta años todos los expertos y la media del culturismo recomendaban hacer este ejercicio, pero hoy en día en un mundo lleno de problemas como: movilidad reducida del hombro, poca flexibilidad y manguitos rotadores debilitados, ha hecho que este ejercicio o movimiento se haya desvanecido o prohibido por completo…

¿Qué ha pasado en los últimos 50 años?

A la mayoría de las personas simplemente no les gusta levantar pesos pesados como se solía hacer antes.

Hoy en día, el punto caliente de las revistas es la «confusión muscular», esto sólo sirve para confundir a un joven aprendiz de lo que es su verdadero objetivo: añadir peso a la barra.

La gente de hoy en día piensa que si quieren brazos grandes, todo lo que tienen que hacer es seguir una rutina que consiste en unas cuantas series de curls concentrados y tríceps en polea, intercalados con mensajitos de texto y viendo el facebook.

El problema es que estas rutinas cuando se aplican por un culturista con una buena genética y con una farmacia de esteroides disponibles – en realidad ven resultados magníficos y sorprendentes.

Reglas de los años dorados del culturismo

Regla # 1. Si solo entrenas empleando movimientos de bombeo o congestión muscular, también asegúrate de realizar un movimiento compuesto.

Trabajar para lograr el pump o congestion puede ser una herramienta muy valiosa de entrenamiento si se utiliza con eficacia. Sin embargo, en algún punto del camino, los culturistas que solo entrenaban para la hipertrofia empezaron a creer que todo lo que necesitaban era la congestión del músculo.

Esta forma de pensar limita seriamente los resultados al intentar progresar con mayores pesos en los movimientos compuestos (press de banca, sentadillas, peso muerto y curl con barra).  Ya que para poder tener una mayor congestión se necesita trabajar con pesos más ligeros.

Algunos de los antiguos levantadores como Serge Nubret hicieron uso de esta forma de entrenamiento casi exclusivamente. Serge todavía conocía el valor de la progresión y siempre recomendó la adición de peso siempre que fuese posible. El hecho es que sus intervalos cortos de descanso eran una forma de progreso en sí mismo, como se vera en la siguiente regla.

Regla # 2. Piensa en la intensidad como un factor medible, no sólo un factor de esfuerzo.

Debes pensar en la intensidad como algo que sólo se puede aumentar mediante los siguientes procedimientos:
• El aumento de la carga (peso)
• Adición de repeticiones.
• La disminución de la recuperación entre las series.
• Aumentar el número de ejercicios o series por parte del cuerpo (dentro de lo razonable)

Desde luego, si tomas tus entrenamientos con más pasión o mentalizado en que lo lograras puede aumentar la concentración y la motivación, sólo asegúrate de que conduce a uno de los «modificadores de intensidad» mencionados anteriormente con regularidad.

Regla # 3. No descartar el entrenamiento de todo el cuerpo por dia (especialmente para los principiantes).

Claro, dividir los grupos musculares en toda la semana siempre ha funcionado, pero algunos de los físicos más grandes de todos los tiempos, como Leroy Colbert y Reg Park, fueron construidos por el entrenamiento completo del cuerpo diario. Aunque estos entrenamientos completos del cuerpo no son algo que personalmente disfruto, mezclándolos periódicamente pueden ayudar al crecimiento muscular de una manera distinta.

Colbert entrenaba todos los días, trabajando todo el cuerpo en una sesión de tres series por grupo muscular con un máximo descanso de 1 minuto entre series. Esto toma alrededor de 1 1/2 a 2 horas en completarse, dependiendo de la velocidad de las series – más de lo que la ciencia dice que es «óptimo», pero está claro que a el le funcionaba!

Regla # 4. Preocupate sobre la ingesta de alimentos antes que la de suplementos.

Algunos suplementos trabajan sorprendentemente bien si se utilizan correctamente, sólo recuerda que están destinados a complementar su dieta, no definirla.

Sin embargo, una vez que tengas tu plan de nutrición definido para promover el aumento máximo del músculo, te recomiendo experimentar con algunos suplementos y sacar tus propias conclusiones de cual funciona y cual no.

Conclusión:

Sólo porque un deporte evoluciona y se adapta a las circunstancias del día no significa que lo que solía funcionar antes, de repente se convierta en irrelevante.

Acerca del Autor

Para ayudarte a transformar y perfeccionar tu físico, hemos reunido un equipo de expertos en los que puedes confiar. Nuestros gurús del fitness y del culturismo harán las investigaciones necesarias para poder desglosar los mitos de la industria de la salud y del fitness.

1 comentario

Deja un comentario