Consejos sobre cómo acelerar tu metabolismo

No tenemos que ser víctimas de nuestro «lento» metabolismo. En este artículo hablare de 5 maneras fáciles que puedes usar para alcanzar fácilmente el máximo potencial de tu metabolismo.

¿Qué es el metabolismo?

El metabolismo se refiere a la cantidad de energía que el cuerpo usa o la cantidad de calorías que quemas en un día. Un punto de partida para medir el metabolismo es el cálculo de TMB (tasa metabólica basal), que mide la cantidad de calorías que quemas en reposo.

Acelerar tu metabolismo

A pesar de que no te estés moviendo alrededor, tu cuerpo usa energía (quemar calorías) para mantener los latidos de tu corazón, el mantenimiento de los músculos, la respiración y la regulación de tu temperatura, entre otras funciones.

Para saber tu metabolismo añade a tu TMB la cantidad de calorías que quemas con tus actividades cotidianas, y también añadir lo que se quema en el gimnasio, y ¡voilá! Ya tienes tu metabolismo.

5 consejos sobre cómo acelerar el metabolismo

1. Levantamiento de Pesas:

El levantamiento de pesas aumenta tu metabolismo mucho tiempo después de que haya terminado, los expertos estiman que tu metabolismo se mantiene elevado durante hasta ¡39 horas! Una vez más, esto se debe a que levantar pesas genera mucha tensión en tu cuerpo, así que necesita más tiempo para recuperarse. Supongo que si estás leyendo este artículo en mi blog es que ya eres un levantador de pesas ávido.  Recuerda siempre mantener la concentración y la intensidad en el gimnasio para obtener los máximos beneficios.

 2. Construir Masa Muscular:

¿Te pones loco cuando alguien habla de convertir la grasa a músculo?…Yo también, porque como ya deberías saber, el músculo y la grasa son tejidos diferentes.

Tal vez la diferencia más importante entre los dos es que el músculo es más activo metabólicamente que la grasa. Exactamente cuánto más activo está sujeto a debate.

Algunos expertos estiman que cada libra extra de músculos que ganas quema 30-50 calorías adicionales al día, mientras que otros estiman que una libra de músculo quema 6 calorías en reposo, en comparación con 2 calorías quemadas por una libra de grasa.
Incluso la estimación más conservadora indica que es beneficioso para tu metabolismo ser musculoso.

 3. Comer Proteína:

Seguro que sabes que la proteína te llena, pero ¿sabías que la proteína tiene un mayor efecto termogénico que los otros macronutrientes? El efecto termogénico de los alimentos (ETA) es una medida de la energía que tu cuerpo necesita para digerir los alimentos.

La proteína es más difícil para tu cuerpo digerirla y por lo tanto necesita más energía que lo hace la grasa o carbohidratos. El ETA de proteínas es de 25%, es decir, el 25% de las calorías de cada gramo de proteína se quema a través de la digestión, mientras que el ETA de los hidratos de carbono es del 5%, y sólo el 2% de grasas.

Disfruta de este refuerzo metabólico mediante la inclusión de proteínas magras en cada comida… los cinco a seis de ellos.

4. Come 5-6 comidas al día:

El acto de comer en realidad aumenta el metabolismo, ¡no vayas a aumentar el tamaño por el momento! Como acabo de mencionar, para digerir los alimentos requiere energía, y una cantidad diferente de energía se requiere para cada macronutriente. Por lo que comer 5 o 6 comidas en lugar de 2 o 3, va a acelerar tu metabolismo.

Esta técnica funciona en otro nivel. Cuando tu cuerpo no recibe alimento, tu metabolismo se ralentiza. Esto es porque nuestros cuerpos son ingeniosamente programados para protegernos contra el hambre, cuando el cuerpo detecta que otra comida no puede venir (a pesar de que los alimentos en el mundo moderno se encuentra en abundancia) se aferra a tu queridísimo musculo y  de las grasas de tu cuerpo para usar como energía.

Cuando sólo comes tres veces al día, el metabolismo se vuelve mucho más lento entre cada comida. Por otro lado, por el consumo de manera constante cada tres a cuatro horas, tu metabolismo se mantiene elevado, a sabiendas de que otra comida será ingerida muy pronto.

Un beneficio adicional de comer cada tres horas es que no te da hambre. Por no tener hambre, se reducen las posibilidades de comer en exceso, o agarrar algo rápido y no saludable, sólo porque está ahí en tu cocina.

5. Tomar Agua y té verde:

En este punto no hablare sobre el agua ya que hice un artículo sobre esta hace ya un par de días, pero si lo menciono es porque si aumenta el metabolismo.

Beber té verde es una de las maneras más fáciles para acelerar tu metabolismo. Un estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition encontró que el extracto de té verde aumenta el metabolismo en un 4% durante un período de 24 horas.

De tres a cinco tazas al día puede ayudar a quemar un extra de 70 calorías al día, lo que equivale a siete libras al año, 35 libras por cinco años y 70 libras durante 10 años.

El té verde también se ha demostrado que inhibe la absorción de grasa, el movimiento de la glucosa en las células de grasa, los niveles de glucosa después de comer, evitar los picos de insulina, que impide el almacenamiento de grasa y reducir el apetito.

Conclusión: Como conclusión, no eres una víctima de un metabolismo lento. Empujando tu metabolismo a un nivel superior, se puede quemar grasa y alcanzar tus metas de acondicionamiento físico antes (Sobre todo en épocas de definición muscular). Usa estas técnicas simples para ayudar en tu búsqueda de un metabolismo más rápido, y como resultado, una mejor forma física.

Acerca del Autor

Para ayudarte a transformar y perfeccionar tu físico, hemos reunido un equipo de expertos en los que puedes confiar. Nuestros gurús del fitness y del culturismo harán las investigaciones necesarias para poder desglosar los mitos de la industria de la salud y del fitness.

Deja un comentario