Intermitteng fasting

Si ya tienes un buen plan de acondicionamiento físico saludable, y estás buscando la manera de llevarlo a un nivel superior, entonces es posible que desees considerar el ayuno intermitente (Intermittent fasting). En esencia este tipo de dietas se centra en ordenar las comidas con un horario saltándonos el desayuno.

El Intermittent Fasting (IF), o ayuno intermitente, es un tipo de dieta basada en la combinación de periodos de ayuno con periodos de ingesta de alimento.

Intermitteng fasting

Tiene sentido que nuestros genes estén optimizados para este tipo de horario de alimentación. El cuerpo tarda alrededor de seis a ocho horas para metabolizar las reservas de glucógeno para que después pueda comenzar a cambiar a la quema de grasa. Sin embargo, si estás reponiendo el glucógeno comiendo cada 3-4 horas, se hace mucho más difícil que tu cuerpo pueda utilizar realmente sus reservas de grasa como combustible.

Investigaciones médicas

Investigaciones recientes sugieren que el ayuno intermitente puede de hecho ser una herramienta clave para bajar de peso. Parece especialmente potente cuando se combina con ejercicio, es decir entrenar mientras estamos en un estado de ayuno.

El ejercicio con el estómago vacío se ha demostrado que tienen una serie de beneficios para la salud y el fitness. Incluso puede ser una clave para mantener tu cuerpo biológicamente joven. Esto se logra más fácilmente si haces ejercicio a primera hora de la mañana, antes del desayuno.

Parte de la explicación de por qué hacer ejercicio mientras ayuno es beneficioso es que este régimen complementa el sistema nervioso simpático (SNS), junto con su capacidad de quemar grasa. Los procesos de quema de grasas de tu cuerpo son controlados por el SNS, que se activa por el ejercicio y por la falta de alimentos. Otra razón es que el ayuno puede desencadenar un dramático aumento en la hormona del crecimiento humano (HGH), también conocida como la «hormona del sueño.» La investigación reciente ha encontrado una subida de la HGH en 1.300 por ciento en mujeres y 2.000 por ciento en los hombres mientras estamos en ayuna!

La combinación de ayuno y ejercicio maximiza el impacto de los factores celulares y catalizadores (AMP cíclico y quinasas AMP), que obligan a la descomposición de la grasa y glucógeno para producir energía.

Por eso al entrenar con el estómago vacío eficazmente obligará a tu cuerpo a quemar grasa. El ejercicio y el ayuno también producen estrés oxidativo agudo, que mantienen las mitocondrias de los músculos , neuro-motores y las fibras intactas. ( Es posible que hayas oído hablar de estrés oxidativo antes en una forma negativa, y de hecho, cuando es crónica puede conducir a enfermedades. Pero el estrés oxidativo agudo, como ocurre debido al breve ejercicio intenso o el ayuno periódico, en realidad beneficia a tus músculos )

Beneficios para la salud y para el culturismo

Desde entonces, numerosos estudios avalan sus incontables beneficios para la salud:

  • Regulación de los niveles sanguíneos de glucosa, insulina, triglicéridos, colesterol LDL, etc.
  • Regulación de la tensión arterial. Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Regeneración y cuidado del sistema nervioso. Efecto antienvejecimiento cerebral.
  • Favorece la lipólisis (quema de grasas).
  • Reduce el estrés oxidativo.
  • Reduce el apetito y regula el hambre

En los últimos años se han propuesto numerosas formas de practicar el IF. En realidad es un método muy variable que se puede incluir en nuestro día a día en función de nuestro estilo de vida, ritmo laboral, entrenamientos, etc. Algunos ejemplos pueden ser:

  • Ayuno de 16-18 horas (contando las horas de sueño). Dos comidas al día.
  • Ayuno de 24 horas. Una única comida al día.
  • Ayuno de 24 horas alternado con 24 horas comiendo ad libitum (Alternative Day Fasting o ADF).

El IF que más se ajusta a nuestro estilo de vida es el ayuno intermitente dentro de un mismo día (16-18 horas), aunque cada uno puede probar lo que mejor le vaya. Es bastante probable que los beneficios del IF en la salud sean por hormesis, por lo que cada uno tiene que valorar que estrés (también psicológico) le produce en su organismo.

Acerca del Autor

Para ayudarte a transformar y perfeccionar tu físico, hemos reunido un equipo de expertos en los que puedes confiar. Nuestros gurús del fitness y del culturismo harán las investigaciones necesarias para poder desglosar los mitos de la industria de la salud y del fitness.

3 comentarios

  1. Buenasss.. Lo he intentado. Pero al despertarme 6.30 para trabajar, llegar a eso de las 16 a entrenar, el ayuno sería desde la tarde hasta eso de las 8 de la mañana siguiente. Me da mucha hambre realmente al terminar el entrenamiento, más si ya vengo con fatiga, o si hago piernas. Mi objetivo sería la pérdida de grasa y definición.
    No entreno con cargas pesadas ya qu etengo facilidad para ganar musculatura en los cuadriceps y lo que busco es justamente lo contrario. Así que ya se formulan dos preguntas.
    Me podrías dar tu opinión al respecto?
    Excelente blog, me gusta mucho La verdad entreno en Espartacus y la parte de suplementación me ha ayudado a aclarar dudas que se generaan a raíz de escuchar a gente que se cree que sabe. Gracias!!

Deja un comentario