8 estrategias para tener éxito en el culturismo o en cualquier otra área de tu vida

1. Toma una decisión consciente de cambiar

¿Por qué tanta gente que dice que quieren cambiar, siguen estando igual año tras año? Les diré por qué. Es porque ellos pasan por alto el primer paso esencial, el paso que realmente comienza a cerrar la brecha entre saber y hacer. Ese paso es… tomar una decisión consciente de hacer un cambio.

No estoy hablando de hacer declaraciones ambiguas como: “Sí… este año voy a estar en forma.” La mayoría de las personas se dicen esto por lo menos una vez al mes. Pero ¿Cuántas personas realmente se ponen en movimiento en esa dirección? Desafortunadamente muy pocos.

Estrategias para tener éxito en el culturismo

¿Y la razón? Porque una cosa es hablar simplemente de cambiar y otra cosa completamente diferente es decidir hacerlo realidad. Mira, cuando tomas una decisión consciente de cambiar, tu mente despierta y comienza a buscar un camino. Luego comienzas a desarrollar un sentimiento – una necesidad profundamente arraigada de que esto ocurra. Esa sensación es lo que muchos llaman “deseo”. Antes de que lo sepas, se te antojara pensar en ese deseo durante todo el día y la noche – el deseo se convierte en un “deseo ardiente”.

Afortunadamente, todos tenemos un deseo, pero es posible que lo hayamos enterrado. Pero está ahí. Hay que dejar que tu deseo te impulse hacia las metas que has decidido lograr. No dejes que la gente o tú entorno te convenza de que realmente no tienes ese deseo. Cuando decidas que no vas a seguir viviendo de la manera en que vives, o cuando veas cómo estaban las cosas el año pasado, no querrás que este año sea igual. Cuando decidas estas cosas habrás cumplido el primer paso…

2. ¡Encuentra una razón!

Hay que encontrar una razón para cambiar.

Una cosa es que te digas a ti mismo que te gustaría ponerte en forma este año, pero la pregunta es ¿Por qué? Se trata de tener una razón que alimente el deseo intenso y el poder (la inspiración, como lo llamo yo) para empezar y para seguir a través de las dificultades. Hay un mundo de diferencia entre simplemente desear algo y tener que hacerlo.

Por favor, asegúrate de identificar claramente el motivo de tu decisión de cambiar, escríbelo y léelo cada mañana y cada noche. Se especificó. Yo sé que tú sabes muy en el fondo que tienes una razón, en realidad tienes varias razones para decidir cambiar.

3. “Vete a ti mismo”

Ya que “nos vemos a nosotros mismos” todos los días, a menudo no nos damos cuenta de los pequeños cambios que ocurren. Si no tenemos cuidado, en poco tiempo, la imagen que tenemos de nosotros mismos en nuestras mentes no estará en sintonía con la realidad. Lo que te sugiero que hagas es que alguien tomé una foto tuya en un par de pantalones cortos o traje de baño. Puedes encontrar esto embarazoso, pero créeme, vale la pena.

A partir de este punto, toma otras fotos cada mes, o cada tres meses y luego ponlas en la puerta de tu dormitorio, o en la puerta del refrigerador… es decir, un lugar donde las puedas ver con frecuencia. Se trata de ayudar a que honestamente veas tus cambios.

Cuando te fijes en las fotos, pregúntate si estás realmente satisfecho con lo que ves. ¿Cómo te sientes por dentro? ¿Cómo te sientes acerca de ti mismo? ¿Estás seguro, enérgico y orgulloso? ¿O es que ahora honestamente te sientes cada vez más inspirado a seguir adelante con tu decisión de cambiar? ¿Cuáles son los pros y los contras de continuar en la misma dirección que vas? ¿Te gustaría sentirte mejor contigo mismo y saber que va a crear un futuro más brillante? ¡Recuerda, el tiempo no espera a nadie!

4. Honra tus promesas

Al establecer metas personales, lo que realmente estamos haciendo es hacer promesas, no a mí, a tu familia o tus amigos, sino a ti mismo. Las promesas que hacemos a nosotros mismos a pesar de que son las “más fáciles de romper”, son en realidad las más importantes de honrar. La esencia misma de la confianza es la confianza propia.

¿Confiarías en alguien que te mintió reiteradamente? ¿Alguien que rompió las reglas del juego, una y otra vez? Por supuesto que no lo harías. Por lo tanto, si has desarrollado un patrón de no cumplir con tus promesas, este es un buen momento para hacer un cambio. Si no puedes cumplir, tener confianza y depender de ti mismo, puede que sea la raíz de porque no consigues superar muchos de los retos en tu vida – mucho más de lo que crees.

Lo que pasa con mentirnos a nosotros mismos es que nunca nos salimos con la nuestra. Podemos engañar a nuestra mente consciente a ignorar o no admitir lo que estamos haciendo, pero en el fondo, en el lugar donde reside toda la verdad de cada uno de nosotros, en ese lugar nos vemos como realmente somos y justo ahí estamos causando dolor y daño cada vez que no somos totalmente honestos con nosotros mismos.

Pero puedes cambiar esto. Es mucho más fácil mantener las promesas que hacemos a nosotros mismos de lo que es romperlas. Y mantener las promesas libera una enorme energía y potencial. El vacío creado por el potencial del auto-engaño también puede ser llenado con la confianza de la fuerza, la certeza y el honor de tus promesas personales.

5. ¡Concéntrate en tu visión del futuro!

Desafortunadamente, la mayoría de la gente nunca desarrollara una fuerte visión futura de sus vidas. Ellos nunca admitirán a sí mismo, o ante cualquier otra persona, cuáles son en realidad sus sueños, y no pondrán una fecha límite para alcanzar sus objetivos. Por lo tanto, la mayoría de la gente nunca va a comenzar a utilizar su verdadero potencial. Lo que no se dan cuenta es que si no se centran en su futuro – si no están creando conscientemente su vida – entonces es que están viviendo de forma accidental, no de forma intencionada según sus deseos. Ellos no hacen más que reaccionar a la vida.

Cuando tienes fe en tu visión del futuro, se crea una resistencia: cuando las cosas no salen bien, serás capaz de mejorarte a ti mismo porque tu visión del futuro será más fuerte que tus contratiempos. Haciendo las cosas particulares que tienes que hacer para avanzar hacia esa visión del futuro, llegará a ser algo automático, se convierte en un hábito. Al final, tendrás éxito.

6. ¡Enfréntate a tus miedos!

La mayoría de la gente tiene miedo al cambio. Tienen miedo de hacer frente a la incertidumbre que todos nosotros sentimos cuando dejamos nuestras “zonas de confort”. Algunos tienen miedo de fracasar, y otros lo creas o no, tienen miedo de tener éxito. Lo que es triste es que mucha gente no se da cuenta que se han paralizado por sus miedos. Millones de personas con gran potencial se han arruinado y toda su vida desperdiciada porque no se enfrentan a sus miedos.

Puedes reconocer a las personas que tienen miedo y están escondidos en su zona de confort por sus constantes quejas sobre las personas que están avanzando. “¿Ves ese chico de ahí? Yo tendría un gran físico también, si entrenara más”, (Bueno, entonces, ¿por qué no hacerlo en lugar de sólo hablar de ello?) La racionalización y las excusas se han convertido en la única forma de “ejercicio de” muchas personas.

Recuerda esto: si te alejas de tus miedos, eventualmente dominaran tu vida. Pero si te mueves hacia tus miedos y te enfrentas a ellos cara a cara, se harán más y más pequeños.

7. Toma medidas

¡Por favor, no tengas miedo de cambiar! No hagas lo que tanta gente buena hace, que es “accidentalmente” sofocar tu verdadero potencial, al aferrarte a lo que “parece” con lo que estas a gusto. El éxito es creado por la acción. Las personas que obtienen resultados se mantienen siempre en movimiento, incluso si les da un poco de miedo. Ellas nunca se retiran. Claro, siempre hay formas de incomodidad y estrés en tu vida que podrían ser los obstáculos que te impiden actuar. Tu reto es tener éxito a pesar de todo esto…

No esperes hasta que te sientas “listo” para asumir un nuevo reto. No te engañes creyendo que ahora es “demasiado pronto”. Si esperas hasta que todo esté “perfecto” en tu vida antes de tomar acción, ¡lo estarás esperando para siempre! El tiempo para hacerlo es ahora.

8. !No te rindas!

A veces puede parecer como si tus objetivos no son alcanzables a pesar de tus mejores esfuerzos. Eso es normal -todos nos sentimos así a veces-. En cada desafío llegará un momento en que las cosas se ponen difíciles. ¡Tienes que romper estas barreras! Cuando lo hagas, descubrirás que eran bendiciones disfrazadas. ¡Ya ves, nos hacemos más fuertes a causa de ellas!

¡Recuerda que mientras estás intentándolo, no has fallado! Cuando te sientas como si has dado lo mejor de ti, y es hora de dejar ir, sólo sigue aguantando. Seguir empujando como si tu vida depende de ello – tal vez sea así. Pruébate a ti mismo y a los demás que eres un ganador, ¡los ganadores terminan lo que comienzan!

Acerca del Autor

Para ayudarte a transformar y perfeccionar tu físico, hemos reunido un equipo de expertos en los que puedes confiar. Nuestros gurús del fitness y del culturismo harán las investigaciones necesarias para poder desglosar los mitos de la industria de la salud y del fitness.

1 comentario

  1. Este artículo es muy importante, sobre todo que es útil para aplicarlo en muchas situaciones, no solo aplica en la parte física , se puede aplicar para estudios,trabajos o cambios importantes que queramos hacer en nuestra vida. Te felicito realmente es uno de los artículos más interesantes que has publicado.
    Saludos

Deja un comentario