El agotamiento: un mal muy peligroso para el culturista

De este mal no se salva nadie; ni el profesional, ni el aficionado.  Tan solo aquellas personas que dominan la técnica correcta, que saben economizar energías durante sus ejercicios y aquellas que ponen en acción solamente a los grupos musculares que necesitan, logran retrasar la aparición de los síntomas del agotamiento.

Los culturistas principiantes, en un intento desesperado de buscar la perfección a un ritmo que con toda seguridad no pueden mantener, llegan a convertirse en unos autómatas del movimiento hasta caer exhaustos.  Si esto sucede diariamente los daños no tardarán en aparecer.  Con el tiempo la práctica se les convierte en algo metódico y triste.

El agotamiento

Cuando se comienza en el culturismo por primera vez los progresos son espectaculares al principio pero, según se va avanzando, el ritmo baja.  Mucha gente se desanima y creen no estar mejorando porque los incrementos en el avance son mucho menores a medida en que pasan los días.

Las personas llegan a ciertos niveles según desarrollan su efectividad y los mejores resultados se suelen alcanzar a los 8 meses o al año de entrenamiento, los cuales viene una etapa no de estancamiento, sino de mejorar las habilidades adquiridas, posteriormente a los dos o tres años, comienza la etapa de grandes progresos.

El agotamiento incide particularmente sobre los culturistas profesionales debido a su fuerte programa de entrenamiento, aunque ellos no son los únicos afectados.  Los principiantes suelen caer en la misma trampa a menos que ellos mismos cojan su ritmo.  Es interesante marcarse objetivos como ya lo he dicho anteriormente en uno de mis artículos.

El mejor remedio para alguien que está al borde del agotamiento es que se aparte del ejercicio por un tiempo, dos semanas o hasta un mes. (La experiencia demuestra que después de unas semanas de descanso el progreso que se alcanza en los primeros días es espectacular)

Algunos síntomas del agotamiento son:

  • Lesiones repetidas
  • Falta de energía
  • Perdida del entusiasmo
  • Falta de apetito
  • Pulso rápido
  • Irritabilidad

Conclusión: Hay que darse cuenta de que el cuerpo necesita descansar.  Trabajar más de 2 horas 5 días a la semana no es para nada recomendable y el agotamiento aparece sin darnos cuenta.

Acerca del Autor

Para ayudarte a transformar y perfeccionar tu físico, hemos reunido un equipo de expertos en los que puedes confiar. Nuestros gurús del fitness y del culturismo harán las investigaciones necesarias para poder desglosar los mitos de la industria de la salud y del fitness.

Deja un comentario