6 mitos sobre la alimentación

Mitos sobre la alimentación

Mito 1 – Reducir la grasa de una comida hace que esta sea más saludable.

Cuando estas a dieta, pasas de las pizzas, hamburguesas y de los dulces. Solo metes en tu plato cortes de pollo magro, tomates, champiñones, pimientos y vegetales de hojas verdes. Todo parece normal pero ¿Cuál es el problema?

El problema: tu dieta libre de grasas te está costando la absorción de vitaminas solubles en grasa y nutrientes. De acuerdo con un estudio en la revista Molecular Nutrition & Research Food, añadiendo grasas saludables como el aguacate, nueces, o incluso una cucharada de aderezo con toda la grasa ayuda al cuerpo a absorber las vitaminas A, D, E, K y otros nutrientes saludables para el corazón.

También son cruciales para sentirte lleno y satisfecho después de comer. Así que no abandones las grasas del todo, puedes hacer una comida al día que contenga grasas saludables. Recuerda siempre contarlas en tu tabla de calorías.

Mito 2 – Todos los alimentos bajos en grasas (low-fat) son saludables.

Los alimentos procesados ​​bajos en grasa que solemos encontrar en los supermercados a veces se convierten en un problema porque están a menudo llenos de azúcar y carbohidratos refinados, los cuales están más íntimamente ligados a ganar grasa en tu cuerpo. Realmente, es una pena que haya tanto engaño sobre estos productos.

Mito 3 – Un bajo consumo de sodio es clave para tratar la presión arterial alta.

Es cierto que la dieta europea y americana es alta en sodio, pero cuando se trata de reducir la presión arterial, una comida de sopa enlatada baja en sodio no es suficiente para hacerla girar en el otro sentido. De hecho, muchos alimentos procesados ​​con poca sal sacrifican al potasio, que es clave para controlar la presión arterial. Un estudio realizado el año pasado en la revista Acta Cardiologica Belga fue más allá, afirmando que elevando los niveles de potasio podría compensar los efectos nocivos de una dieta alta en sodio. Las acelgas, lentejas, patatas dulces, y los aguacates tienen niveles más altos de potasio que los propios plátanos, y todos ellos tienen un montón de nutrientes saludables que nos sirven a la hora de estar en una dieta.

Mito 4 – La proteína es el único combustible esencial Post-Entrenamiento.

La proteína es una necesidad después de un entrenamiento pesado, pero no te olvides de los carbohidratos. «Los carbohidratos ayudan a restaurar el glucógeno». «la reposición de glucosa te ayuda a ponerte en condiciones óptimas para tu próxima sesión de ejercicios.» Además, puedes haber notado que los alimentos ricos en carbohidratos parecen tener un mejor sabor después de una dura sesión de entrenamiento. Para aprovechar al máximo el período de recuperación, planifica una comida post-entrenamiento con un ratio de 1:3 o 1:4 proteína-carbohidrato. Por ejemplo: una lata de atún con arroz o granos sanos, o añadir uno o dos plátanos a un batido de proteína.

Mito 5 – La margarina es más saludable que la mantequilla.

El valor nutricional de muchos vegetales termina en el punto donde se convierten en cubos gelatinosos. La Margarina y otros sustitutos de la mantequilla procesados ​​pueden ser de origen vegetal, pero esto no quiere decir que sean sanos. «Una gran cantidad de margarina utiliza aceite de soja, aceite de maíz, o incluso el aceite de algodón, que son algunas de las peores grasas porque son inflamatorios y tienen una alta proporción de ácidos grasos omega-6:3,»

La inflamación a nivel celular está vinculado a muchas enfermedades crónicas, así que cuando tienes una alta proporción de ácidos grasos omega 6 , los del grupo 3, que son ideales para la salud del corazón, las arterias y el flujo de sangre-no pueden hacer bien su trabajo.

Mito 6 – La leche es la clave para tener huesos fuertes.

La leche es rica en calcio, y el calcio es esencial para la salud ósea, por lo que tomar un vaso de leche en el desayuno es la mejor manera de hacer que tus huesos sean fuertes y sólidos. Pero uno de los componentes que le falta a la leche es la vitamina K, la cual juega un papel muy importante en el mantenimiento de la salud ósea y la prevención de la pérdida ósea. Una vez que somos adultos completamente desarrollados, tenemos que centrarnos en la minimización de la pérdida. La vitamina K es esencial para eso.

La vitamina K es abundante en verduras de hoja verdes oscuras. La col rizada contiene 1.062,1 mg por taza. Como bono adicional, la mayoría de estas verduras también contienen calcio. Sólo asegúrate de comer los correctos.

 

Acerca del Autor

Para ayudarte a transformar y perfeccionar tu físico, hemos reunido un equipo de expertos en los que puedes confiar. Nuestros gurús del fitness y del culturismo harán las investigaciones necesarias para poder desglosar los mitos de la industria de la salud y del fitness.

Deja un comentario