La dieta Atkins

El método nutricional de Atkins, conocido coloquialmente como Dieta Atkins, se atribuye al cardiólogo estadounidense Robert C. Atkins. Este médico publicó a principios de la década de 1970 un libro titulado ‘La revolución dietética del Dr. Atkins’ en el que preconizaba la pérdida de peso a través de una dieta caracterizada por el consumo de alimentos de bajo contenido de glúcidos.

Su propuesta fue inmediatamente cuestionada por la comunidad científica. Posteriormente, y con el fin de soslayar algunas situaciones deficitarias de la dieta (como el aporte insuficiente de fibra dietética), reeditó el libro en 1992 bajo el título de ‘La nueva revolución dietética del Dr. Atkins’.No obstante, hay que señalar que esta dieta no es originalmente suya, sino que ya se usaba en 1863 bajo el nombre de Dieta de Banting (William Banting publicó en esta fecha un panfleto en el que relataba su propia pérdida de peso siguiendo una dieta en la que predominaban los productos cárnicos).

La dieta Atkins

Cómo funciona la dieta Atkins

La dieta Atkins consiste en consumir grandes cantidades de proteínas y un mínimo de carbohidratos para adelgazar. La razón que utilizaba el Dr. Atkins era la siguiente: al organismo le es más fácil quemar carbohidratos que proteínas, por lo tanto transforma los carbohidratos en energía y almacena las proteínas en forma de grasa.

Por lo tanto, si consumimos casi puras proteínas y casi nada de carbohidratos, el único suministro de energía son las reservas de grasa. Entonces para poder subsistir, el organismo gasta la grasa acumulada por las proteínas, haciéndonos bajar de peso de inmediato.

Esta dieta es una más de las que se denominan dietas cetogénicas, es decir, dietas que entre otros cambios metabólicos promueven la liberación de cuerpos cetónicos. La presencia prolongada de cuerpos cetónicos en la sangre ocasiona cetosis. (La cetosis es una situación metabólica del organismo originada por un déficit en el aporte de carbohidratos, lo que induce el catabolismo de las grasas a fin de obtener energía, generando unos compuestos denominados cuerpos cetónicos.

La dieta Atkins permite bajar de peso en poco tiempo, pero debe ser controlada por un médico para asegurar que los efectos colaterales de la misma no afectan la salud. Eleva los niveles de ácido úrico, colesterol, triglicéridos y puede favorecer el esteñimiento. Debido al consumo de carnes rojas, embutidos y huevos eleva peligrosamente el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La dieta del doctor Atkins tiene tres fases: La de inducción, la de pérdida progresiva y la de mantenimineto. Diferénciándose únicamente en la cantidad de hidratos que se ingieren.

Introducción

Cuando uno come hidratos de carbono, el cuerpo los utiliza preferentemente a cualquier otra fuente de energía. Por tanto no puedes esperar quemar grasas almacenadas en presencia de dichos hidratos (a no ser que comas menos de los que tu cuerpo necesita).

Por eso la dieta Atkins comienza eliminando completamente los hidratos de carbono durante dos semanas (Eso de completamente se matizará después). Cuando suprimes los hidratos de la dieta, el cuerpo utiliza los que tiene almacenados en el hígado y los músculos en forma de glucógeno. La reserva de glucógeno no es muy grande, apenas tres o cuatro días como mucho. Pasado éste tiempo, y en vista de que no se consumen más hidratos de carbono, el cuerpo segrega una serie de hormonas que provocan la puesta en marcha del sistema secundario con el fin de obtener energía: la grasa almacenada.

A partir de ahí, se empieza a adelgazar de verdad. Al descomponer la grasa, el cuerpo genera unas sustancias, que son las que se utilizan como combustible llamadas cuerpos cetónicos o cetonas. La presencia de éstas cetonas en la orina indican que estás quemando grasa, y es algo deseable en ésta dieta de Atkins. (Ojo, no confundir la cetosis inducida por la dieta con la cetosis producida por otras causas. Hay una enfermedad llamada acidosis -o cetoacidosis, que de ambas maneras lo he visto escrito-, uno de cuyos síntomas es «tener acetona». Pero la acetona no es la enfermedad en sí, sino un síntoma.)

Por tanto, transcurridos cuatro o cinco días, podemos hacernos un test de acetona en la orina con unas tiritas que se venden en las farmacias. Si el reactivo se vuelve púrpura, enhorabuena, estás adelgazando.

Por eso se denomina a ésta fase de inducción, porque se pretende inducir el estado de cetosis. Durante estas dos semanas no todo lo que se pierde es grasa, el glucógeno se almacena con agua (un gramo de glucógeno, tres de agua), por lo que gran parte del peso perdido es agua que se elimina al quemar el glucógeno.

En ésta fase se elimina completamente los hidratos de carbono. Completamente quiere decir «casi» completamente. En realidad lo que se intenta es mantener una ingesta de 20 gramos de hidratos de carbono máximo al día.

Pérdida progresiva y de mantenimiento

En esta fase se deberán tener en cuenta una serie de consejos:

  • Se incrementará de a poco los alimentos que contienen hidratos de carbono, que han sido retirados en las fases anteriores, como verduras, frutas, cereales integrales, etc. Los hidratos son importantes para la salud, sobre todo los que contienen las frutas y verduras.
  • Sé consciente y no realices esta dieta en forma estricta por mucho tiempo, ya que bajarás mucho de peso. Además, esta dieta a lo largo del tiempo puede ser causa de problemas coronarios.
  • Toma mucha agua, para no forzar el trabajo de los riñones.

Recuerda: Si tienes problemas renales y/o hepáticos, no debes hacer esta dieta. Ante cualquier duda consulta a tu médico.

Alimentos permitidos en la dieta Atkins

Sin más límite que tu hambre:

  • Carne, pescado y mariscos, de cualquier tipo excepto hígado y en cualquier cantidad que quieras.
  • Grasas de cualquier tipo: aceites, mantequilla, mayonesa, etc. También sin límite.
  • Huevos, en la forma y cantidad que quieras.

Con cierta moderación:

  • Quesos curados o semicurados tipo manchego, emmentall y por el estilo, pero sin exagerar de cantidad.

Dos ensaladas pequeñas o una ensalada y una taza de verduras, que tengan menos del 10 % de hidratos de carbono, al día.

Para beber:

  • Agua, café descafeinado, té de hierbas (poleo, manzanilla, etc).

Sin embargo

La dieta Atkins ha sido muy criticada por los médicos debido a lo siguiente:

Las grasas saturadas y proteínas altas en colesterol han demostrado ser perjudiciales para la salud; están relacionadas con enfermedades específicamente cancerosas; aumentan el nivel de ácido úrico, triglicéridos y colesterol, el cual se acumula en las arterias y es un peligro para el corazón; y favorecen la aparición de depósitos cristalinos en las articulaciones.

Al encontrarse despojado de carbohidratos, el cuerpo busca energía en la grasa, pero también en los músculos, provocando un desgaste muscular y fatiga.

La ausencia de frutas y la aportación reducida de verduras pueden provocar una riesgosa carencia de vitaminas y minerales.

La falta de fibra ocasiona problemas de estreñimiento y acumulación de desechos metabólicos.

Acerca del Autor

Soy entrenador y nutricionista con título universitario en dicha área. Pero además de esto me dedico a entrenar desde hace más de 5 años, por gusto al culturismo y porque el deporte debe formar parte activa de cada uno de nosotros.

1 comentario

Deja un comentario