Misterios de algunos alimentos

Si te tomas en serio tu salud, entonces probablemente ya sabes qué alimentos comer y cuáles evitar (cualquier alimento procesado o con índice glucémico alto). A pesar de que ya tienes estos conocimientos todavía podrías estar perdiendo algunos beneficios ocultos en los alimentos que consumes.

Para desbloquear el potencial nutricional completo de tus comidas, recuerda que las verduras, frutas y otros alimentos enteros que comemos son organismos vivos también. Como tal, ellos tienen sus propios biomecanismos de autodefensa para protegerlos de los depredadores. El subproducto de estos mecanismos biológicos tales como los oligoelementos, carotenoides, polifenoles, flavonoides y fitoquímicos también pueden protegernos de problemas de salud.

Misterios de algunos alimentos

El ajo

El Ajo ofrece enormes beneficios para la salud, pero muchas personas se pegan un tiro en el pie por la manera en que cocinan con el. La gente tiende a picar el ajo e inmediatamente echarlo en una fuente de calor. No hay duda de que el ajo añadido añade una profundidad de sabor incomparable, por desgracia, la prisa por meterlo en la sartén mata los beneficios de salud primarios del ajo.

El ajo contiene un elemento de proteína llamado aliina y una enzima sensible al calor llamado alliinase. Cuando cortas una membrana delgada del ajo la aliina y la alliinase se sintetizan en un compuesto antimicrobiano llamado alicina, este puede tener la capacidad de luchar contra el cáncer y enfermedades relacionadas con el corazón.

El ajo suena increíble hasta ahora, pero aquí está el problema: Un grupo de químicos de alimentos señaló que la aplicación de calor inmediatamente después de cortar el ajo destruye el alliinase-esa misma enzima necesaria para formar el componente más valioso del ajo. En ese momento, la mayoría de sus propiedades curativas se han perido por completo y estan en llamas.

La buena noticia es que todavía se puede cocinar el ajo y cosechar sus propiedades (y sabor), simplemente dejando que el ajo cortado en pedazos descanse un poco. Eso es todo. Una vez que picas los ajos, manténlo alejado del calor y dejalo reposar durante 8-10 minutos antes de cocinarlo. Este breve tiempo de espera permite que el proceso de la alicina se complete.

Papas

Los almidones de rápida digestión que encontramos en las papas o patatas en realidad aumentan el azúcar en sangre casi tan alto y tan rápido como el consumo de azúcar blanca con una cuchara. Esto es especialmente cierto si se compran las estandar de los supermercados como la Russet de carne blanca o patatas listas para freir.

Aunque nuestros cuerpos están diseñados para gestionar el rápido aumento de glucosa en sangre de los alimentos con alto índice glucémico con una hormona llamada insulina, si se consumen grandes cantidades de alimentos con azúcar de forma regular puede conducir a una condición llamada resistencia a la insulina.

En ese punto, la glucosa en sangre ya no puede ser controlada adecuadamente sin medicinas. El desarrollo de este proceso por lo general conduce a la diabetes tipo 2.

La solución esta en cocinar la papa y luego enfriarla en la nevera durante 24 horas aproximadamente. La temperatura más fría reduce el índice glucémico de los almidones, lo que lo reduce un 25 por ciento en el consiguiente aumento de la glucosa en sangre. El páncreas te lo agradecerá, ya que es el responsable de la liberación de insulina. El exceso de exigencias sobre el páncreas por picos de glucosa repetidos dañan el órgano a través del tiempo.

A partir de ese momento, el frío disminuira el índice glúcemico de las papas para que las disfrutes, libre de preocupaciones. También puedes ralentizar la digestión del almidón mediante la adición de grasas a las papas (aceite de oliva por ejemplo)

Zanahorias

Por razones misteriosas, las zanahorias cortadas después de que hayan sido cocidas proporcionan más valor nutritivo que cortarlas antes de que hayan sido cocinadas.

Para algunos, esto puede ser una realización decepcionante, ya que las zanahorias crudas son algunas de las verduras portátiles y más convenientes para picar.

Sorprendentemente, cocinar toda la zanahoria y luego cortarla aumentara su valor nutricional y una mejora del sabor. Las zanahorias cocidas sin picar tienden a ser más dulce, pero lo más importante, retienen aproximadamente más del 25 por ciento de un compuesto llamado falcarinol, que protege la zanahoria de enfermedades causadas por hongos en la naturaleza. El Falcarinol tiene propiedades que luchan contra el cancer.

Las zanahorias también contienen beta-caroteno – un compuesto saludable que las hace de ese color anaranjado. No se te olvide que para poder absorber este nutriente tienes que juntarlas con algunas grasas.

Nueces

Las nueces de todo tipo están llenas de proteínas, ácidos grasos omega-6, trazas de minerales y son un aperitivo fantástico y conveniente. Desafortunadamente, los frutos secos en su forma inalterada también contienen altas cantidades de «anti-nutrientes,» ácido fítico más específicamente, lectinas, inhibidores de la enzima, y en algunos casos, incluso moho.

El ácido fítico y estos anti-nutrientes no son digeribles en los seres humanos y causan estragos en el cuerpo, ya que con avidez se aferran a los minerales como el calcio, hierro, zinc, y otros. El consumo de una gran cantidad de estos frutos secos sin antes ponerlo a través de un proceso llamado brote podría dar lugar a graves deficiencias de minerales y la pérdida de densidad ósea.

Los brotes consisten en remojar las nueces en agua (agua con sal, o, a veces una solución ácida también funciona) por una longitud de tiempo predeterminado. La exposición a la humedad imita algo que ocurre en la naturaleza cuando las nueces crean enzimas para descomponer los anti-nutrientes. Lo que esto significa en última instancia, es que los frutos secos adecuadamente germinados han aumentado su valor nutricional y serán más facil de digerir.

El tiempo de inmersión depende del tipo y de la cantidad, y puede variar desde unas pocas horas hasta un día completo.

Vegetales

Las verduras hervidas siguen siendo un elemento básico entre las personas que quieren perder grasa y las dietas de culturistas. Pollo y verduras hervidas, alguien? Ciertamente, es rápido, cómodo y fácil de hacer. Pero ¿alguna vez te has preguntado por qué el agua de cocción se vuelve verde después de que el brócoli flota alrededor por un tiempo? Tal vez aún más triste es que el agua se vierta rápidamente sin siquiera un encogimiento de hombros, dejando nada más que un manojo de fibras de materia verde menos nutritivo que apenas puede ser llamado brócoli.

Resulta que las verduras hervidas son quizás la forma más rápida de perder nutrientes. Además de dar el paso hacia una comida absolutamente insípida, las verduras hirvidas filtran todos los valiosos nutrientes solubles en el agua de la cocción. En ese momento, sólo deberías beber el agua con el fin de salvar los nutrientes sueltos.

Si usted desea tomar ventaja de comer verduras en el primer lugar, considerar saltear las verduras con un poco de mantequilla o aceite, o incluso al vapor.

Acerca del Autor

Para ayudarte a transformar y perfeccionar tu físico, hemos reunido un equipo de expertos en los que puedes confiar. Nuestros gurús del fitness y del culturismo harán las investigaciones necesarias para poder desglosar los mitos de la industria de la salud y del fitness.

1 comentario

Deja un comentario