4 Consejos sobre los quema grasas

Alguna vez habrás oído hablar de los quemadores de grasa, las pastillas que pueden hacer que la grasa de tu cuerpo se derrita como un helado de cono de un niño, ¿verdad? No exactamente. Los quemadores de grasa son solo suplementos.

Están diseñados con algunos ingredientes que realmente te pueden dar un impulso adicional para ayudarte a quemar grasa. Pero no pueden sustituir a una dieta sólida y a un plan de ejercicios.

Los quemadores de grasa contienen esencialmente ciertas hierbas y productos químicos que aumentan la energía, estimulan el metabolismo, y / o suprimen el apetito.

Consejos sobre los quema grasas

Los quemadores de grasa no trabajan a su mayor efecto cuando se usan incorrectamente. Por lo general, es porque la gente no toma en cuenta los siguientes cuatro conceptos básicos, que explicare, para utilizar un quemador de grasa de manera eficiente para bajar de peso.

1. La dieta es el 80% a la hora de perder grasa.

Uno de los mayores errores que la gente comete es pensar que solo tomando estos suplementos perderán grasa mágicamente. Ellos piensan que el quemador de grasa es la solución milagrosa que han estado buscando. Sin embargo, seguir una dieta restringida en calorías es el 80 por ciento de tu batalla contra la grasa. Cuando ya tengas una dieta bien hecha, entonces podrás sacarle algo de provecho a los quema grasas. El resto es el ejercicio y el tiempo que le dediques.

Como he dicho antes, los quemadores de grasa pueden ayudar a mejorar la pérdida de grasa, pero solo si tienes una dieta adecuada. Los quemagrasas trabajan en una variedad de maneras. Pueden aumentar la energía, ayudar a disminuir el apetito, promover la grasa que se utiliza para generar energía, e incluso aumentar tu metabolismo y la temperatura central para quemar más calorías durante el día. Pero, si tomas un quemador de grasa y luego te vas de fiesta toda la noche o te vas a comer hamburguesas y pizzas, no vas a perder grasa nunca…

Determina si tu dieta se ajusta a tu objetivo de pérdida de grasa. Para perder grasa y revelar un físico tonificado tendrás que estar comiendo un poco menos de calorías que en tu nivel de mantenimiento, obteniendo gran cantidad de proteínas, y el mantenimiento de otros hábitos de alimentación limpia y saludable con carbohidratos de lenta digestión, grasas saludables, y un montón de verduras frescas.

2. Más no es mejor.

Los quemadores de grasa están diseñados específicamente para darte las dosis adecuadas de los diversos ingredientes que contengan, para apoyar la pérdida de grasa. Pero ingerir dosis altas de estos ingredientes puede que no sea muy bueno para tu salud. Los fabricantes de estos suplementos siempre ponen las instrucciones de tomas en las etiquetas.

Siempre es mejor empezar con la dosis más baja indicada en el envase y permanecer en esa dosis durante al menos dos semanas. Después de eso, se puede determinar si quiere subir la dosis al extremo, si es que aparece en el envase o en la etiqueta. Si el producto muestra sólo una porción, debes cumplirla.

Quemador de grasa

3. Cuidado con la cafeína.

Si no puedes comenzar el día sin una taza de café y beber tres o cuatro durante todo el día, ten cuidado con la elección de un quemador de grasa estimulante. La mayoría de los quemadores de grasa, a menos que especifica directamente, contienen cafeína o una sustancia similar a la cafeína, un estimulante. Si quieres tomar un quemador de grasa estimulante, controla tu ingesta total de cafeína durante el transcurso del día.

Si mezclas los quemadores de grasa con múltiples vasos de café o otros ingredientes, sin duda tendrías muchísima energía que obtendrías de un alto consumo de cafeína, pero podrías experimentar fatiga fácil y tener más dificultades para recuperarte de los entrenamientos. Al final, eso equivale a lentos resultados y un peligroso sobreentrenamiento.

Así que mientras pienses que la combinación de café y quemadores de grasa sólo te ayudará a ver resultados más rápidos, terminará matando los efectos positivos del quemador de grasa por un exceso de estimulación de tu cuerpo.

4. Se realista con tus expectativas.

Algunas personas creen que si estás usando un quemador de grasa, debes ser capaz de derretir kilos de grasa cada semana. No va a suceder.

Mientras que tu tasa de pérdida de grasa se puede mejorar, no es para estar bajando 4 kilos en una semana, simplemente porque estás utilizando el suplemento.

Recuerda: Una manera segura de pérdida de grasa es de 400gr a 1 kilo por semana para las personas promedias y saludables. Puedes llegar a perder hasta 2 kilos por semana, pero no es sostenible. Con el tiempo, tu cuerpo llega a un estancamiento y la pérdida de grasa se hará más lenta.

Si estás perdiendo peso demasiado rápido, usando un quemador de grasa o no, podrías estar perdiendo masa muscular magra. Chequea muy bien tu dieta para que no te pase esto.

Hay mucha gente que de un día a otro pasa de una dieta hipercalórica de 4000 calorías a una de 1500, aquí es cuando empiezas a perder masa muscular a lo bestia…

Lo recomendado es bajar las calorías durante 1 mes, pero no todo de un solo golpe.

Anota tus expectativas de tu peso de semana a semana y de mes a mes. Te quedarás más motivado y veras mejores resultados en tu programa de entrenamiento. Con la ayuda de un quemador de grasa, la pérdida de grasa seguirá en el camino.

Acerca del Autor

Para ayudarte a transformar y perfeccionar tu físico, hemos reunido un equipo de expertos en los que puedes confiar. Nuestros gurús del fitness y del culturismo harán las investigaciones necesarias para poder desglosar los mitos de la industria de la salud y del fitness.

Deja un comentario